Reforma que consagra el derecho humano de acceso al agua fue despachada por la Comisión Especial del Senado


Además el miércoles el Senado votará la reforma al Código de Aguas en cuanto a información, fiscalización y sanciones.

La Comisión Especial de Recursos Hídricos del Senado terminó de votar las indicaciones presentadas por el Ejecutivo y parlamentarios al proyecto de ley que reforma al Código de Aguas, y que promueve una gestión equilibrada del agua para el consumo humano, saneamiento y subsistencia con el uso productivo y la preservación ecosistémica. Ahora será vista en la Comisión de Agricultura del Senado.

“La reforma al Código de Aguas avanza en dos sentidos, con la aprobación de las indicaciones en la Comisión Especial de Recursos Hídricos a la reforma que intensifica el agua como bien nacional de uso público y la pronta votación en la sala del Senado de la reforma que establece mayores atribuciones a la DGA en información, fiscalización y sanción”, explicó Carlos Estévez, Director General de Aguas del MOP.

Entre los últimos temas aprobados en la Comisión Especial de Recursos Hídricos se encuentran las normas de caudal ecológico, la coordinación entre la Dirección General de Aguas y el Ministerio de Medio Ambiente para la mejor protección del agua en área declarada bajo protección oficial de la biodiversidad, además de modificaciones al procedimiento del pago de patentes por no uso de aguas, optimizándose el sistema de cobro judicial de las mismas por parte de Tesorería, y se establece un método reglado del remate judicial.

Por otra parte, se diferencia el “ajuste” del “traslado” de un derecho de aguas, creándose un procedimiento simplificado para el primer caso para ajustar los puntos georreferenciados del derecho a las obras una vez concluidas, en la medida que ello no menoscabe el derecho de terceros. Conjuntamente, se constituyó una nueva forma para redistribuir las aguas en épocas de escasez, privilegiando los acuerdos a que puedan llegar las juntas de vigilancia y, a falta de acuerdo o incumplimiento de éste, intervendrá la Dirección General de Aguas.

Finalmente, se aprobaron todos los artículos transitorios, donde se acordó por unanimidad que los derechos de aprovechamiento vigentes mantendrán su carácter de indefinidos en el tiempo. Agregándose, con cuatro votos a favor y uno en contra, que los “dueños o titulares de dichos derechos quedarán sujetos a todas las demás disposiciones del Código de Aguas”. Asimismo,  se incluyó una excepción para los pueblos originarios, a quienes no les aplicará el plazo de 5 años estipulados para regularizar derechos históricos.  “Esto significa que los indígenas y comunidades indígenas no tendrán plazo para regularizar sus usos ancestrales”, precisó Estévez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario