Gestores Patrimoniales de INJUV rescataron patrimonio vivo de artesanos de Tanhuao


El Instituto Nacional de la Juventud, a través de su programa Gestores Patrimoniales,  reunió a más de quince jóvenes del Maule que visitaron la localidad de Tanhuao, con el objetivo de rescatar el patrimonio vivo del lugar. Durante la visita pudieron compartir con las personas que han estado años en el sector, los cuales se dedican a distintos oficios como la artesanía en cerámica y los tejidos con lana.

Además, durante la jornada se realizó un registro audiovisual, para  crear un micro documental, el cual estará disponible para la comunidad. Por otro lado,  los participantes de este  programa pudieron degustar las comidas típicas de la zona u conocer la historia de Tanhuao a través del relato de sus habitantes históricos.

La Directora Regional del INJUV, Irene Muñoz Vilches, destacó el compromiso de los jóvenes con nuestra cultura y tradiciones. “Queremos destacar esta actividad patrimonial, donde nuestros jóvenes pudieron conocer la historia de Tanhuao, sus comidas típicas y los oficios que ahí se practican hace muchos años, todo esto a través de sus habitantes, lo que denominamos el patrimonio vivo. 

Quisimos dejar un registro audiovisual de la visita y transformarla en micro documental, el cual será exhibido durante el mes de la juventud, ya que nos parece muy importante que estas vivencias se traspasen a toda la comunidad, ya que es la única forma de mantener nuestro patrimonio vivo. Como Gobierno seguiremos desarrollando este tipo de iniciativas, ya que nos parece fundamental potenciar y transmitir a la comunidad nuestra cultura, especialmente a través de las mismas personas”.

En tanto Felipe Lobos, joven que participó de esta experiencia, agradeció la oportunidad de participar de una actividad tan linda y significativa. “Tener esta oportunidades de compartir con gente tan sabía que ha ido construyendo la historia de Tanhuao es algo impagable. Nosotros como jóvenes valoramos que el INJUV proporcione estos espacios, que no se dan comúnmente. Además cabe señalar que toda la visita tuvo tintes mágicos, desde la partida en el tren el ramal, hasta las caminatas por las praderas y cerros de la zona que eran realmente hermosas”.


Los jóvenes realizaron el viaje hacia Tanhuao en el Ramal, parando en distintas estaciones, finalmente recorrieron cerca de tres kilómetros a pie en medio de los cerros y la naturaleza para llegar a su encuentro con los habitantes de la zona. 

Durante el día disfrutaron de una grata conversación y pudieron apreciar la variada gastronomía del lugar. Cabe resaltar que el INJUV ya había realizado este tipo de intervenciones creando un mural de tierra de hoja enfocado en nuestros pueblos indígenas y también creó una plaza en la Comuna de Curepto, para que sus habitantes pudieran reunirse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario