Niños de San Víctor Álamos fueron sorprendidos por campeón de Slackline


Saltos mortales, equilibrio, piruetas y diversas maniobras de destreza deslumbraron a los alumnos de la Escuela San Víctor Álamos ante la práctica deportiva del Slackline por parte del linarense bicampeón mundial de la especialidad, Abraham Hernández.

Esta muestra se enmarcó en la celebración de lo que fue el Día Mundial de la Actividad Física, efeméride enmarcada en el calendario escolar del año 2017 y que viene a potenciar la práctica deportiva, por lo que esta instancia permite abrir el espectro de los estudiantes respecto a la amplia gama de disciplinas, ejercicios y pasatiempos vinculados al entrenamiento y buen estado físico orientado a la salud y recreación.

El slackline es un deporte de equilibrio en el que se usa una cinta que se engancha entre dos puntos fijos, la cinta es normalmente elástica, lo que permite efectuar saltos y movimientos más dinámicos. La tensión de la cinta puede ser ajustada para satisfacer el nivel de experiencia del usuario. La característica dinámica de la cinta permite hacer trucos impresionantes como saltos y flips. Al mismo tiempo, se pueden realizar posturas de yoga o acrobáticas, lo que permite distintas modalidades de entrenamiento.


La directora de la Escuela de San Víctor Álamos, Alejandra Santos comentó “estas muestras deportivas permiten entregarle a nuestros niños y niñas una muestra sorprendente de la práctica deportiva y la actividad física. Esto se suma que deben cuidar su alimentación y ejercitarse continuamente, además los lleva a considerar que muchas veces sus juegos les permiten mantenerse activos, agiles, sanos y ejercitados. También aquí con el apoyo de este deportista del slackline quisimos demostrarle que la disciplina, el esfuerzo y la perseverancia permiten obtener logros como el de bicampeón de esta especialidad, abriéndoles puertas a viajar y conocer más personas que vibran con esta actividad”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario