Alumnos del Liceo Politécnico eligen Delegados de Convivencia entre sus pares


Líderes mediadores, promotores de la convivencia pacífica y participar activamente en el comité de convivencia son parte de los roles que deben asumir los nuevos alumnos delegados de convivencia escolar del Liceo Politécnico Ireneo Badilla Fuentes.

La coexistencia en acuerdo, tolerancia y entendimiento son parte de los deberes y obligaciones que asumen este grupo de estudiantes representantes de cada curso de este recinto educativo. Estos delegados fueron elegidos por sus propios compañeros para velar por una promoción de la buena convivencia y manejos de situaciones de conflicto, entre los diversos estamentos de la Comunidad Educativa enmarcados dentro de los principios y objetivos que promueve el establecimiento.

Valentina Gatica, alumna Delegada del 2D, tras asumir este rol preponderante en representación de su curso comentó “para mí esto es súper motivante, primero para nosotros que encabezamos esto es una iniciativa que debemos tomar muy apecho porque no es un juego. En la convivencia escolar todo depende de nosotros, como nos llevamos con cada uno de los que estamos acá, tanto dentro como fuera del aula. Es súper importante fortalecer los lazos y sobre todo con los profesores porque muchos han tenidos arrebatos con ellos, por lo que considero que es súper importante tener una buena comunicación con los adultos y con los estudiantes. Estoy súper contenta por este cargo, estoy más que agradecida con mi curso por haberme elegido, estoy feliz y motivada por asumir mi rol”.

Igualmente motivado y comprometido se mostró Roque Barros, alumnos del 4E de la especialidad de Mecánica Automotriz, quien señaló “me parece bien asumir este rol de mediador, creo que tengo la capacidad y la responsabilidad suficientes  para poder lograr esto. Igual mi curso es más o menos conflictivo, pero más que nada porque no conversan los problemas. Para los jóvenes lo más fácil hoy es la violencia, ante cualquier empujón reaccionan con violencia y yo creo que todo pasa por un tema de conversación, hablar desde la casa. También contar con clases más didácticas y tardes recreativas para poder despejar y sacar las malas vibras que permitan tener menos conflictos”. 

Por su parte Alex Maureira, profesor encargado de convivencia escolar del Liceo Politécnico Irineo Badilla Fuentes detalló los alcances de estas jornadas. “Queremos que estos alumnos se empoderen de sus cargos y sean promotores de una sana convivencia al interior del curso, que ellos transmitan a sus compañeros que es tener una convivencia pacífica y recuperar valores que son propios de las relaciones humanas. Con esto queremos iniciar una serie de trabajos, talleres y capacitaciones con ellos, tanto de manera personal como grupal, para fomentar en el liceo una nueva forma de convivir y disminuir los niveles de conflicto que se han ido desarrollando en los alumnos en el último tiempo”.


Estos jóvenes serán asesorados y contaran con el apoyo de las duplas psicosociales y deberán actuar de acuerdo al plan que esta reflejado en el Reglamento de Convivencia e Inclusión Escolar del Liceo Politécnico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario