Fiscalización a transporte de trabajadores agrícolas arrojó infracciones


Un bus que trasladaba a una decena de temporeros, fue sacado de circulación durante el operativo realizado por la Dirección del Trabajo.

Una fiscalización destinada a controlar el cumplimiento de la normativa laboral en el transporte de trabajadores agrícolas de temporada, realizó esta madrugada la Dirección del Trabajo en la Alameda de Talca.

La acción, que fue encabezada por la seremi del Trabajo y Previsión Social, Elia Piedras, correspondió al lanzamiento del Programa de Fiscalizaciones de Transporte Privado de Temporeros, que en rigor comenzó en octubre pasado.

“Los fiscalizadores han detectado irregularidades, como la ausencia de letreros que indiquen claramente que el vehículo traslada a trabajadores agrícolas, el exceso de pasajeros y la superación de los años de antigüedad del vehículo, que es un máximo de 22 para los buses y de 18 para los minibuses”, explicó la secretaria regional ministerial.

El operativo comenzó cerca de las 5:30 horas y contó con el respaldo de Carabineros.
“Los infractores serán notificados de las multas, que van desde las 10 hasta las 60 UTM, dependiendo de la cantidad de trabajadores que tenga la empresa”, precisó Piedras.
La ley exige a los vehículos que transportan trabajadores agrícolas disponer de un letrero reflectante o iluminado, de color amarillo, con letras visibles, que alerte claramente sobre el traslado de trabajadores agrícolas y permitir que todos los pasajeros viajen en sus asientos. Los vehículos que exceden la antigüedad permitida, no pueden prestar servicio.

“Esos vehículos son sacados inmediatamente de circulación y se cursa la infracción no al chofer, sino al empleador que contrata el servicio”, sostuvo el director regional del Trabajo, Darko Tapia, también presente en la fiscalización.

Un bus, que transportaba a una decena de temporeros al sector de Rauquén, fue retirado de circulación por superar los 22 años de antigüedad. “Los fiscalizadores se percataron que el bus no cumple con las condiciones, por sus años de antigüedad. Las personas tienen que descender y ser transportadas por otros medios más modernos. El bus queda a disposición de su propietario”, dijo el suboficial de Carabineros, Omar Rebolledo.

Los trabajadores que viajaban en los vehículos controlados, valoraron positivamente la acción. “Es bueno para nosotros los temporeros, porque así estamos más seguros y tenemos un respaldo”, manifestó María Guzmán. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario