Funcionaria del IPS Maule se acoge a Jubilación tras casi 40 años de servicio


Con la satisfacción de sentir el deber cumplido y llevarse como retribución el cariño de sus colegas, la funcionaria Marta Valladares Sepúlveda, fue despedida en medio de profundas muestras de aprecio por la institución.

El último día hábil del 2016, fue también, el último día de trabajo para Marta Valladares Sepúlveda, funcionaria de la Dirección Regional del Instituto de Previsión Social, IPS Maule, quien decidió acogerse a jubilación, luego de 39 años de servicio.

“Me voy feliz de haber trabajado en esta prestigiosa institución, porque hoy para mí, es uno de los mejores trabajos que una persona puede tener”, afirmó, al iniciar una reflexión sobre su período laboral en un servicio, que la vio llegar recién egresada del liceo, a una pequeña oficina en la ruralidad de Talca.

Era el ex Servicio Seguro Social, el que recibía a una tímida joven de 20 años y sonrisa ancha, que venía dispuesta a entregar su mejor esfuerzo.  Cinco años más tarde, la pequeña oficina de la localidad de Duao, era cerrada y ella, trasladada a la Dirección Regional en Talca. 

Allí, inició el camino que como administrativa, recorrió todos estos años, desde el naciente INP, hasta el robusto IPS que hoy la ve partir.  “Me llevo muy buenos recuerdos, de los años pasados, de las cosas bonitas que vivimos, de los lazos fuertes que se generaron acá con las personas” comentó.

La funcionaria fue despedida con diferentes expresiones de cariño por sus colegas, quienes la celebraron de distinta forma y le hicieron llegar múltiples mensajes con expresiones de afecto y gratitud, a una colega, que indicaron, recordarán siempre por su  sonrisa, bromas y buen humor.


Como reconocimiento a estos años de labor, Waldo Quevedo Araya, director regional del IPS Maule, extendió a nombre propio y de quienes laboran en el  IPS Maule,  un mensaje de felicitación a la funcionaria.  “Es una persona muy querida por todos, que ha entregado muchos años de labor a nuestra institución y que al jubilarse, nos deja muy buenos recuerdos y una estela de cariño por ese toque de su personalidad tan personal y característico que le conocimos a través de los años.  Le extendemos nuestro reconocimiento y gratitud, expresando que nos sentimos felices por ella, porque a su vez, la vemos feliz y entusiasmada con su nueva vida, que deseamos sea todo lo que espera y mucho más.  En lo personal, agradezco la lealtad, el cariño y el apoyo entregado a este director y le doy gracias nuevamente a la vida, por la oportunidad de poner en mi camino a personas de la calidad humana de Martita” subrayó. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario